¿Cuánto cuesta el sedentarismo en Chile?

Los costos estimados asociados al sobrepeso y la obesidad en Chile en el período 2010-2030 ascienden a $814.613.820.465 de pesos anuales, equivalentes a un 0,55% del producto interno bruto o un 7% del gasto total en salud.

Lunes 2 de septiembre de 2019

¿Cuánto cuesta el sedentarismo en Chile?
Escrito por USS

El sedentarismo e inactividad física se han convertido en los hábitos más comunes dentro de la sociedad contemporánea. Se estima que a nivel mundial un 60% de la población se encuentra dentro de este grupo, en el cual son comunes las actividades como estar sentado frente a una pantalla en el trabajo, conducir y ver televisión. De esta manera, entre un 55% y un 70% de las actividades de la vida diaria son del tipo sedentarias, aún cuando contribuyen a la disminución del gasto calórico a lo largo del día.

Actualmente, los datos aportados por la Encuesta Nacional de Hábitos de Actividad Física y Deporte 2018 en población de 18 años y más, muestran que el 81,3% es inactiva físicamente, siendo el tiempo, el factor predominante al momento de no practicar actividad física y/o deporte, existiendo una diferencia de dos puntos porcentuales entre mujeres y hombres, un 68% y 70% respectivamente.

“Este hábito no solo trae consigo un descenso en calidad de vida de las personas, sino que también repercute en la salud económica de los países, transformándose en el corto plazo en un problema social, obligando a poner en marcha políticas que mitiguen su impacto a nivel familiar, social y económico”, asegura el académico de Pedagogía en Educación Física Universidad San Sebastián sede De la Patagonia, Fernando Galle.

Destaca que “los datos son contundentes: en el artículo científico “La carga económica de la inactividad física: un análisis global de las principales enfermedades no transmisibles” (2013), el autor Dr. Ding Ding expone no solo el efecto de la inactividad física en el incremento de la cantidad de muertes, sino también el impacto que tiene sobre la carga económica que subyace a esta pandemiaestimándose un gasto total 66.700 millones de dólares a nivel mundial. De esto, US$53.800 millones corresponden a costos directos, de los cuales US$31.200 fueron asumidos por el sector público, US$12.900 por el sector privado y US$9.700 millones asumidos como carga económica de los hogares!.

Chile no está ajeno a esta realidad. Los costos productivos de la inactividad física ascienden a US$103 millones por año, donde US$69.2 millones están asociados a costos directos; de los cuales US$32.8 millones (47,4%) fueron asumidos por el sector público, mientras que US$ 14.4 millones (20,9%), por el sector privado y US$21.9 millones (31,7%) millones fueron asumidos como carga por los hogares.

“Con el afán de entender y aterrizar estos porcentajes, los datos aportados por la Medición de la Carga Económica Actual de la Obesidad en Chile y proyección al año 2030, resultarán de ayuda para comprender la magnitud del problema. Al respecto, se estima que en un periodo de 50 años desde el 2010 al 2060 se producirán anualmente en promedio la muerte de 14.780 personas, equivalentes al 10% de las muertes consideradas como “evitables” y homologadas a una reducción de 1.7 años en la expectativa de vida de la población chilena. Estos datos expresados en términos monetarios nos muestran que los costos estimados asociados al sobrepeso y la obesidad en Chile en el período 2010-2030 ascienden a $814.613.820.465 de pesos anuales, equivalentes a un 0,55% del producto interno bruto o un 7% del gasto total en salud”, precisa Galle.

Puntualiza el docente USS que “la inactividad física y el sedentarismo tienen un costo no sólo económico, sino también familiar, por lo que es tarea de todos comprender cuál es el impacto de la adopción estos hábitos en nuestras vidas. El rol de la educación también será importante no solo en los hogares, sino en los mismos establecimientos educacionales y servicios públicos los cuales contribuyen a concientizar sobre la magnitud del problema, ayudando a construir un país más activo, seguro y saludable para nuestras familias”.