Alertas ambientales: la contaminación no se detiene en cuarentena

La Región Metropolitana ya registra tres alertas ambientales en lo que va del año y la cifra iría al alza en invierno. ¿Qué índices se evalúan para decretar la medida en medio de un confinamiento?

Miércoles 17 de junio de 2020

Alertas ambientales: la contaminación no se detiene en cuarentena
Escrito por USS

La idea de que la contaminación disminuiría gracias al confinamiento parece ser una errónea proyección. En menos de un mes, la Región Metropolitana ya ha registrado tres alertas ambientales, escenario que se ha repetido en otras partes de Chile y que podría complicarse con la llegada del invierno.

Andrea Sepúlveda, directora de la carrera de Ingeniería en Energía y Sustentabilidad Ambiental de la Universidad San Sebastián, sede Santiago, explica que al decretar alerta ambiental se considera el material particulado que existe en el ambiente.

“La mayor cantidad de este material proviene de los automóviles motorizados, entendiéndose como el universo de autos particulares como también los de uso industrial. Además, los vehículos contribuyen a la liberación de gases de efecto invernadero, tales como monóxido de carbono, óxido de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles”, detalla.

A lo anterior se suma la baja cantidad de precipitaciones -que impide darle un respiro al ambiente- y el uso de dañinos sistemas de calefacción a base de parafina o leña. “Su utilización continua podría elevar las concentraciones de MP2,5, material particulado que genera riesgos en la población dado el tamaño de las partículas y la posibilidad de que entren al sistema respiratorio”, agrega la docente.

 ¿Cómo evitar la contaminación atmosférica?

  • Limpiar y hacer mantención de las estufas a parafina, evitando que la combustión sea incompleta.
  • No usar estufas a leña en días de restricción ambiental y tratar (en lo posible) de reconvertir el uso a estufas eléctricas.
  • No barrer, por ejemplo, veredas sin antes humedecerlas.
  • Evita quemar papeles, pastos secos o basura.