Deudores siguen al alza, pero se frenó crecimiento de "nuevos morosos"

Según el XXXVII Informe de Deuda Morosa, elaborado por la U. San Sebastián y Equifax, el total de morosos subió 0,7% en el periodo abril-junio 2022, totalizando más de 4 millones de personas.

Martes 2 de agosto de 2022

Deudores siguen al alza, pero se frenó crecimiento de "nuevos morosos"
Escrito por USS

Más de cuatro millones de personas se consideran morosos, según el XXXVII Informe de Deuda Morosa, elaborado por la Universidad San Sebastián y Equifax. Si bien, la cifra se encuentra por debajo de los niveles prepandemia, se observa una moderada tendencia al alza desde el punto más bajo registrado en septiembre de 2021.

Del total de personas en situación de mora, un 48,7% (2.017.032 personas) tiene deudas publicadas por menos de 300 mil pesos y el 12,7% (525.229) tiene deudas mayores a los 3 millones de pesos. Los datos del informe muestran que la mayor cantidad de morosos se encuentra en el retail (46%), la banca (25%), seguido por las actividades financieras y de seguros (15%). En cuanto a cantidades en mora, la banca es la que concentra las más elevadas, abarcando el 60% del total.

El informe arrojó también que el crecimiento de los “nuevos morosos”, se frenó. Se trata de aquellos que no presentan deudas impagas en periodos previos de la medición. Distinto es el caso de los “morosos intermitentes”, quienes tienen al menos una deuda publicada en los últimos 12 meses; que sumaron 74 mil personas en los últimos tres meses. Los “morosos permanentes”, aquellos que poseen compromisos impagos en los últimos 12 meses, representan el 77,4% del total de deudores del trimestre.

Alejandro Weber, decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad San Sebastián, señala que “casi la mitad de las personas registran morosidades por montos bajo los $300 mil, por un total de US$ 260 millones. Esto resulta interesante, porque con un 3% de los recursos totales comprometidos, el 48,7% de las personas podría dejar al menos en forma transitoria la morosidad. Con todo, lo relevante es cómo fomentamos condiciones y conductas regulares de pago que impidan retomar la morosidad, especialmente en un escenario económico complejo de elevada incertidumbre, alta inflación, depreciación del peso, contracción de la inversión y ralentización de la creación de empleos”.

“Si bien el número total de morosos ha venido en aumento, creemos que esto es un fenómeno natural y esperable al haber terminado las ayudas estatales y el efecto de los retiros de los fondos previsionales. Nos parecen positivas las disminuciones en el monto total de la mora y en la mora promedio y esperamos que sea una tendencia sostenible. Seguimos monitoreando de cerca los segmentos de morosos permanentes (12 meses) y estructurales (48 meses) para tratar de identificar elementos sobre los cuales poder trabajar y, eventualmente, generar insumos para políticas públicas”, comentó Ignacio Bunster, gerente Legal y de Asuntos Corporativos de Equifax Chile.

Descarga el informe completo

 

Sitios de interés