¿Cuándo deben usar frenillos los niños?

Según el informe del año 2010 del Ministerio de Salud “Análisis de salud bucal en Chile” el 53% , de los niños de 12 años se ven afectados por anomalías dentomaxilares. Es decir, más de la mitad debería usar frenillos. Conoce cómo identificar si tu hijo necesita o no el tratamiento.

Jueves 26 de octubre de 2017

¿Cuándo deben usar frenillos los niños?
Escrito por

Paulina Moya, académica Facultad de Odontología, U. San Sebastián

La ortodoncia no solo se realiza por un tema estético como muchos creen, sino que también por funcionalidad, es decir, mejoras al momento de morder o masticar. Es importante saber que los resultados más efectivos del tratamiento se dan en la etapa infantil, ya que durante el crecimiento y desarrollo es más fácil interceptar o corregir los defectos óseos y las mal posiciones dentarías para lucir una linda sonrisa en la etapa adulta.

Ees importante que si está indicado el tratamiento de ortodoncia, este se lleve a cabo. De lo contrario, exponemos a los niños a que se les puedan generar variados problemas como por ejemplo: progresión o avance de la anomalía, dificultad en la higiene oral lo que a su vez contribuye a la aparición de caries, enfermedad de las encías y pérdida de dientes.

Los controles periódicos con el odontopediatra y las derivaciones son vitales para prevenir mayores complicaciones. En relación a ello, la Sociedad de Ortodoncia de Chilerecomienda que los niños asistan a una revisión de ortodoncia antes de los 7 años, ya que algunos problemas se pueden corregir rápidamente si se realiza un tratamiento precoz y oportuno. Sin embargo, hay ciertos factores que pueden ser fáciles de reconocer en un niño para saber si hay posibilidad o necesidad de un tratamiento de ortodoncia:

1.- Dientes rotados o superpuestos.

2.- La mandíbula superior e inferior de tamaños diferentes.

3.- Factores hereditarios de anomalías dentomaxilares.

4.- Malos hábitos como mucho uso de chupete o si se chupa constantemente el dedo.

En la actualidad, existen múltiples opciones de tratamiento para que los niños acepten usar frenillos, como personalizar las ligaduras con sus colores favoritos o ponerse los colores de su equipo en los brackets lo que lo hace más entretenido. Ya no hay una edad para realizar un tratamiento de ortodoncia, tanto niños como adultos pueden beneficiarse.