¿Cuándo cambiar el cepillo de dientes? Y qué pasa si no lo hago

Aunque no esté desgastado, es importante cambiarlo cada tres meses para evitar la proliferación de bacterias y otros microorganismos que puedan afectar a nuestra salud. Conoce algunas recomendaciones para elegir un buen cepillo de dientes.

Miércoles 2 de agosto de 2017

¿Cuándo cambiar el cepillo de dientes? Y qué pasa si no lo hago
Escrito por

Mario Zuñiga, secretario de estudios de postgrados, Facultad de Odontología USS

Una buena higiene dental es fundamental para evitar halitosis o mal aliento,  la pérdida de piezas dentales, gingivitis, periodontitis entre muchas otras enfermedades. Para ello, debemos cambiar nuestro cepillo cada tres meses, de lo contrario, las cerdas pierden rigidez y se van abriendo sin lograr una limpieza óptima. Además, al estar en contacto con la placa dental y dejarlo guardado en lugares húmedos lo convierte en un receptor de bacterias u hongos.

En la actualidad hay una gran oferta de cepillos que incluyen limpiador de mejillas, de lengua y de encías entre otros ¿pero cómo elegir el cepillo adecuado? Independiente del tamaño de la boca o de los dientes, hay varias recomendaciones generales para elegir un buen cepillo de dientes.

1.- Los cepillos comunes y corrientes son los más efectivos.

2.- Deben poseer un mango recto y ergonómico.

3.- Con cerdas suaves ya que un cepillo duro está contraindicado al poder causar que las encías se retraigan al realizar mucha presión.

4.- Debe tener un cabezal pequeño que puede ser rectangular, lo importante es que llegue al último molar.

5.- Es importante manejar una técnica de cepillado recomendada por un odontólogo, de lo contrario no sirve de nada tener el mejor cepillo.

6.-  Si posees implantes, padeces de enfermedades periodontales, tienes prótesis fijas, frenillos o la seda dental no es suficiente para una buena higiene, se recomienda utilizar un cepillo interproximal.