El aporte de los bioquímicos en el desarrollo de la salud

Los bioquímicos estamos en diversas áreas: salud en toda su extensión, biotecnología, minería, agricultura, acuicultura, patentes y propiedad intelectual, medicina forense, arqueología, etc.

El aporte de los bioquímicos en el desarrollo de la salud
Escrito por

Lilian Reyes, Dra. en Ciencias y Directora de Escuela de Bioquímica, Universidad San Sebastíián

La palabra Bioquímica nos parece cada día más familiar. Como comentó la dra. Cecilia Hidalgo, Premio Nacional de Ciencia del año 2006, este martes durante una charla en la Semana del Bioquímico "antes, nadie sabía que era la bioquímica, ahora uno levanta una piedra y sale un bioquímico".

Los bioquímicos estamos en diversas áreas: salud en toda su extensión, biotecnología, minería, agricultura, acuicultura, patentes y propiedad intelectual, medicina forense, arqueología, etc. Cada vez que hablamos de los componentes químicos de la materia viva, de las interacciones entre éstos o de los mecanismos moleculares que explican los procesos biológicos estamos en terrenos de la bioquímica.

Es así como cada año nos sorprendemos con el anuncio de los Premios Nobel en los medios de comunicación, donde quizás el que mayor expectación genera es el Premio Nobel en Fisiología o Medicina, el cual generalmente recae en un científico o médico por sus aportes en dilucidar los mecanismos bioquímicos que explican una enfermedad, su cura o tratamiento.

Basta con que nos remontemos a los años 50, con el descubrimiento de la estructura y la secuencia de la Insulina por el bioquímico inglés Frederick Sanger, que le significó obtener el Premio Nobel de Química en 1958 y nuevamente recibirlo en 1980, por su método de secuenciación manual del ADN, el cual sentó las bases del Proyecto Genoma Humano.

Actualmente, nos enfrentamos a la diabetes como una verdadera pandemia a nivel mundial, siendo Chile el país con mayor prevalencia de Sudamérica, superando incluso a Brasil y Venezuela. Esta enfermedad, se caracteriza por presentar niveles elevados de glucosa en la sangre, como consecuencia de una alteración en la secreción y/o acción de la insulina. Lo que hoy conocemos de la diabetes, ha permitido el desarrollo de terapias más específicas y efectivas, aunque no curativas, gracias a los estudios bioquímicos realizados en sistemas in vitro, en modelos animales o ensayos clínicos realizados con pacientes diabéticos. Este ejemplo lo podemos utilizar para otras enfermedades que afectan a la mayor parte de la población en Chile, como las enfermedades isquémicas del corazón, cerebrovasculares, enfermedades del hígado y el cáncer. De estas enfermedades conocemos gran parte de su fisiopatología, es decir del origen y mecanismos que explican los síntomas y signos de una enfermedad, lo cual ha permitido diseñar mejores terapias, prevenir y diagnosticar tempranamente, teniendo un impacto dramático en nuestra calidad y expectativa de vida.

La Bioquímica nos ha permitido acercarnos a los fundamentos de la vida, por ende debería ser parte de nuestra vida y la difusión de sus avances, través de los diversos medios de comunicación de divulgación científica, nos permite conocer cómo funciona nuestro organismo, cómo podemos evitar o prevenir ciertas enfermedades.

Recordemos que la Bioquímica además de una ciencia, es una carrera y en la Universidad San Sebastián, esta escuela de la Facultad de Ciencias junto a su centro de estudiantes, celebramos todos los años la Semana del Bioquímico, junto a destacados científicos chilenos. Es así como la semana recién pasada, discutimos acerca del aporte de los Bioquímicos en las distintas áreas de desempeño de la profesión e invitamos a toda la comunidad a compartir nuestros descubrimientos y desafíos.