Muelas del juicio: ¡No pases un mal rato!

Las muelas del juicio o terceros molares son los últimos dientes en aparecer y, con frecuencia, la boca no tiene suficiente espacio libre para acomodarlos. ¿Es necesario extraerlas? Académico de Odontología USS resuelve las duda

Martes 29 de agosto de 2017

Muelas del juicio: ¡No pases un mal rato!
Escrito por

Claudio Molina, director nacional de postgrados Facultad de Odontología USS

No todos los terceros molares deben ser extraídos. Si el diente erupciona o crece de manera correcta, es decir, en buena posición, no es necesaria la extracción. Es por ese motivo que la mayoría de las extracciones de las muelas del juicio son procedimientos que pueden calificarse como electivos y se hacen de manera preventiva para evitar otras complicaciones, por eso: ¿cuándo se deben extraer?

Muchas veces por falta de espacio, estos dientes no pueden erupcionar  correctamente y quedan en mala posición. Esto puede agravar mal posiciones dentarias, favorecer la retención de restos alimenticios produciendo inflamación de la encía que rodea al diente en erupción (que comúnmente se acompaña de dolor) o incluso causar caries en el diente vecino.

Como cualquier procedimiento quirúrgico, la extracción de las muelas del juicio puede ser riesgosa.  A pesar de que la gran mayoría de estos procedimientos se realiza sin mayores problemas, algunas de estas molestias pueden originarse por procedimientos inadecuados, falta de  cuidados postoperatorios y otras son inherentes al procedimiento mismo, siendo las dos últimas causas más frecuentes que la primera. Aún así, la gran mayoría de las dolencias no son graves y habitualmente se solucionan de manera relativamente rápida.

Cuidados post extracción

Los cuidados son los mismos que cualquier extracción dentaria y son explicados por el dentista tratante al paciente. Habitualmente, consisten en reposo relativo, la prescripción de analgésicos, antiinflamatorios y en ocasiones antibióticos. Se recomienda, además, el consumo de alimentos blandos y ocasionalmente el uso de compresas frías por 24 horas. También es importante evitar fumar y el consumo de alcohol.

Peligros a los que se exponen de no obedecer a las indicaciones médicas

El seguimiento de las indicaciones dadas por el dentista tratante es esencial para minimizar el riesgo de cualquier tipo de complicaciones. Las más comunes pueden ser dolor, inflamación, sangramiento y/o infección de la herida post extracción.

¿Cómo prevenir tener una mala experiencia al sacarse las muelas del juicio?

Una buena comunicación con el profesional tratante es fundamental para entender bien el porqué de realizar las extracciones, cuales son las molestias más comunes que pueden aparecer (y que la gran mayoría de las veces son eso, solamente molestias) y seguir las indicaciones pre y postoperatorias que se le indiquen. La preparación previa y los controles postoperatorios deben siempre entenderse como parte del tratamiento y no como eventos separados del procedimiento quirúrgico. La buena comunicación también es importante para calmar los miedos y ansiedades asociadas a este tipo de tratamientos.