Alimentos que nos cuidan en invierno

Las vitaminas y minerales son intermediarios de diversas rutas metabólicas asociadas al correcto funcionamiento del sistema inmune.

Alimentos que nos cuidan en invierno
Escrito por

Carla Guzmán, académica de Nutrición y Dietética USS Concepción

Con la baja de las temperaturas invernales, aumenta el riesgo de enfermarse, y en ese escenario, la alimentación juega un rol preponderante en materia de prevención, ya que los alimentos entregan los componentes adecuados y necesarios para mantener un buen estado de salud. Y si bien todo el año es necesario mantener una alimentación adecuada, en esta época es relevante considerar aquellos nutrientes que impacten positivamente en el sistema inmune.

En ese sentido, las vitaminas y minerales tienen un papel muy importante como intermediarios de diversas rutas metabólicas asociadas al correcto funcionamiento del sistema inmune. Dentro de los más importantes se encuentran la vitamina A, vitamina C, vitamina E y zinc, los que se pueden encontrar en lácteos, verduras, frutas (particularmente las de color naranjo y amarillo), cereales y pescados; los que si se consumen en cantidades adecuadas podrían generar un efecto protector.

Existe evidencia de que el déficit de vitaminas del complejo B y ácido fólico deteriora la respuesta de los linfocitos, células características del sistema inmune, y disminuye la producción de anticuerpos.

Hay algunos alimentos que por su composición son particularmente efectivos a la hora de proteger al organismo contra las enfermedades: “alimentos inmunoestimuladores tales como el ajo y cebolla, por su aporte en alicina como antibiótico natural, permiten el fortalecimiento del sistema inmune.

Asimismo, existe evidencia de que la ingesta de alimentos altos en grasas, particularmente saturadas, genera una reducción de la respuesta inmunológica, gatillando la aparición más frecuente de infecciones.