Estudio revela alto consumo de pan, bebidas azucaradas y dulces en hogares de Chile

En un hogar promedio en Chile, compuesto por 3,3 personas, se compran al mes 23,4 litros de bebidas azucaradas, de acuerdo con la “Radiografía de la Alimentación en Chile” del Ministerio de Desarrollo Social y Familia y Elige Vivir Sano.

Miércoles 13 de enero de 2021

Estudio revela alto consumo de pan, bebidas azucaradas y dulces en hogares de Chile
Escrito por Elige Vivir Sano

Los hogares chilenos tienen un patrón alimentario poco saludable, con un alto gasto en productos como bebidas azucaradas y dulces y un consumo de frutas, verduras, pescados y legumbres que no alcanza para cumplir las recomendaciones para una alimentación saludable. Así lo evidenció el estudio “Radiografía de la Alimentación en Chile” presentado por la Ministra de Desarrollo Social y Familia, Karla Rubilar, y la secretaria ejecutiva de Elige Vivir Sano, Daniela Godoy.

Los datos del estudio muestran que en un hogar promedio en Chile, compuesto por 3,3 personas, se compran mensualmente 23,4 litros de bebidas azucaradas, 17,5 kilos de pan y 5,1 kilos de dulces. En contraste, se consumen 14,1 kilos de verduras, 9,9 kilos de frutas y solo 700 gramos de legumbres al mes. Si lo anterior lo llevamos a consumo promedio mensual por persona, esto equivale a 7,1 litros de bebidas, 5,3 kilos de pan, 1,5 kilos de dulces, 4,2 kilos de verduras, 3 kilos de frutas y 212 gramos de legumbres.

Con esas cifras es posible observar que a nivel nacional no se cumplen las recomendaciones de consumo por persona de verduras (tres porciones diarias), frutas (dos porciones diarias), legumbres (al menos dos porciones a la semana) ni pescados (al menos dos porciones a la semana). Esta situación se repite en los hogares de todos los quintiles de ingresos.

El análisis cualitativo, por su parte, complementó la información con las percepciones de los hogares. Por ejemplo, estas dijeron tener conocimiento respecto a qué es la alimentación saludable, pero afirmaron no tener tiempo para hacer este tipo de preparaciones. Al elegir un alimento, señalaron, priorizan precio, calidad (frescura, textura, olor), sabor e información nutricional.

En cuanto al efecto de la pandemia en la alimentación, los entrevistados aseguraron que ha aumentado el consumo de productos no saludables como pizzas, galletas, pastas y bebidas azucaradas, entre otros, y relacionaron la ingesta de estos productos  a mayor “ansiedad” y/o “aburrimiento”.

Igualmente, en hogares de ingresos medios y nivel educativo alto, con mujeres a cargo a la gestión de la alimentación, afirmaron que la pandemia les otorgó más tiempo para planificar y preparar sus comidas, lo que redundó en una alimentación más saludable y diversa, incluyendo más frutas y verduras.

En ese sentido, la ministra de Desarrollo Social y Familia, Karla Rubilar, señaló que “nos encontramos en un grave problema, 3 de cada 4 adultos y la mitad de los escolares tienen obesidad y sobrepeso, eso nos pone en una situación a nivel mundial muy compleja comparado con otros países”. Recalcando que “los mayores gastos en alimentación están en pan, carne de vacuno, en dulces, en bebidas y verduras. No tenemos un patrón alimentario en Chile que sea saludable para los hogares, no cumplimos con la recomendación del consumo de frutas, verduras, de pescado por diferentes causas desde acceso hasta problemas educacionales, sobre educación alimentaria”.

Imagen foto_00000007
Ministra de Desarrollo Social y Familia, Karla Rubilar, junto a la secretaria Ejecutiva der Elige Vivir Sano, Daniela Godoy

La autoridad, agregó que “una preocupación muy grande es dónde estamos con el mayor consumo de bebidas azucaradas, también los quintiles 2, 3 y 4 tienen un mayor consumo de bebidas azucaradas a pesar de tener mayor poder adquisitivo, nos preocupa mucho el consumo de pan, estamos hablando que los hogares que tienen muchas personas nos encontramos con mucho consumo de pan y gastos también en dulces y bebidas azucaradas en hogares con niños y adolescentes, multigeneracionales y ahí estamos teniendo un problema porque los padres estamos permitiendo que los hogares con niños haya mucha alimentación no saludable”.

Por su parte, la secretaria ejecutiva de Elige Vivir Sano, Daniela Godoy, sostuvo que “la Radiografía de la Alimentación nos muestra que el patrón alimentario de los hogares en nuestro país no es saludable, y hay un alto nivel de consumo de bebidas azucaradas y dulces, entre otros, especialmente en hogares con niños, niñas y adolescentes. Además muestra que hay una diferencia en el índice de cumplimiento de consumo de alimentos saludables en lo que respecta a frutas y verduras, especialmente si comparamos el indicador del primer quintil de ingresos, que es más bajo que en el resto de los niveles socioeconómicos”.

Agregó que “tras los resultados, podemos valorar que es muy importante seguir impulsando políticas públicas para aportar al consumo de frutas y verduras, especialmente en el primer quintil de ingresos, que son las personas mayor inseguridad alimentaria. En segundo lugar, que hay que promover el reducir las porciones y reducir el consumo de alimentos como el pan, y reducir o eliminar el consumo de bebidas azucaradas, especialmente en la clase media. Y por último, muy importante destacar que las familias del estudio, si bien entienden qué es la alimentación saludable y le dan relevancia a la salud nutricional, durante la pandemia señalaron que habían aumentado el nivel consumo de alimentos ultraprocesados y comida chatarra, relacionado al estrés o la ansiedad que generó el confinamiento”.

La Radiografía de la Alimentación en Chile es un estudio encargado por Elige Vivir Sano a EGP Consultores cuyo objetivo es conocer los patrones alimentarios de la población en base a los datos de la VIII Encuesta de Presupuestos Familiares 2017 (INE) con información de 3.365.700 hogares. Para complementar estos resultados, se realizó un análisis cualitativo para el cual se entrevistaron a jefes o jefas de hogares o a la persona encargada de la alimentación de 19 hogares de las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Valparaíso, Metropolitana, Biobío, Aysén y Magallanes. Esta es la primera entrega de una serie en la cual se abordará cuáles son las brechas para alcanzar un patrón de alimentación saludable, de acuerdo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud.

Descarga la presentación Radiografía de la Alimentación, PRESIONA AQUÍ.