Olas de calor: los problemas que generan en la salud

Expertos pronosticaron una nueva ola de calor. Muchos países del mundo ya han tomado medidas frente a esto y Chile debería considerarlo para evitar los daños a la salud que provocan las olas de calor.

Martes 5 de febrero de 2019

Olas de calor: los problemas que generan en la salud
Escrito por USS

Si en una localidad ordenamos las temperaturas máximas registradas durante 10 años, y de estas mismas, tomamos el 10% superior, a estas temperaturas las llamaremos Temperaturas Máximas Extremas. Y si se registran 3 días seguidos con estas Temperaturas Máximas Extremas, diremos que estamos experimentando una Ola de calor.

Hace un par de días la ONEMI emitió una Alerta Temprana Preventiva Regional, llamando a tener precaución por la ‘ola de calor’ que produce esta alza. Cabe destacar que esta alerta viene de la mano del Plan ACCEFOR, el cual es un Plan de Acción, Prevención, Coordinación y Comunicación en Emergencias Forestales, que tiene un objetivo específico de índole forestal. Esta es una estrategia necesaria para la protección de nuestros bosques y todo lo que puede verse afectado, pero en tiempos de cambio climático, es necesario poder ampliar la mirada a otros efectos que traen consigo las alzas de temperatura.

Felipe Díaz, académico de la carrera de Ingeniería en Energía y Sustentabilidad Ambiental de la Universidad San Sebastián, señala que “hoy existen sobre 200 millones de personas en 350 ciudades del mundo afectadas por temperaturas que alcanzan los 35°C; para el 2050 serán sobre 1.6 billones de personas en 970 ciudades en el mundo. Estas personas estarán vulnerables a las olas de calor, poniendo en riesgo su salud e incluso su vida, especialmente a las personas de sectores socioeconómicos más desfavorecidos, a los infantes y ancianos. En Europa han muerto decenas de miles de personas en los últimos años a causa de las olas de calor, y similares casos se han dado en países como India o Corea, de donde se tienen datos asociados”.

Chile debe tener fuertemente en cuenta los pronósticos de aumento de temperatura con el pasar de los años, para evitar con este aumento, la afección de la salud de las personas a causa de las olas de calor.

“Afortunadamente, muchas ciudades ya han tomado cartas en el asunto, creando sistemas de alerta temprana para que la población tome medidas precautorias ante las olas de calor, por ejemplo, cambiando horarios de trabajo para quienes están expuestos a las altas temperaturas, preparar los sistemas de salud para estos eventos y promover campañas comunicacionales para sensibilizar a la comunidad. Estas medidas en India han disminuido en 2 años las muertes a causa de olas de calor de 2600 a 200 personas”, explica Díaz.

El aumento en la temperatura y en la frecuencia de las olas de calor no deben sernos indiferentes: “hay que generar medidas de adaptación que permitan disminuir los daños que pudiesen producir, protegiendo así el bienestar de toda nuestra sociedad, teniendo especial atención en los sectores más vulnerables”, finaliza el académico.