Minsal y reforma a isapres: “Es hora de resolver los inconvenientes de manera adecuada”

El ministro de Salud, Emilio Santelices, dijo que con la modificación “habrá más transparencia gracias a un Plan Universal que igualará los valores entre las compañías. Será un sistema más simple y nítido, que terminará con los problemas conocidos por todos”.

Martes 6 de noviembre de 2018

Minsal y reforma a isapres: “Es hora de resolver los inconvenientes de manera adecuada”
Escrito por Minsal/IPSUSS

Tras el anuncio del Presidente Sebastián Piñera respecto a modificar el actual sistema de salud, eliminando las carencias y preexistencias en las Isapres y creando un mecanismo de compensación entre las aseguradoras para evitar premiar a algunas en desmedro de otras, el ministro de Salud, Emilio Santelices, ahondó sobre el tema.

“Como lo ha señalado el Presidente, tenemos que avanzar en la modernización de las Isapres a través de una reforma a la ley que rige a este sistema, para que dé cuenta de los problemas que ha presentado en el último tiempo. Ya son ocho años de espera de este cambio, por lo que es hora de resolver los inconvenientes de manera adecuada con una ley que termine con las preexistencias, corrija los inconvenientes de discriminación por edad y por sexo, y permita la movilidad de los usuarios, es decir, si alguien padece una enfermedad pueda cambiarse y no permanezca cautivo”, señaló el Secretario de Estado.

Santelices añadió que “también habrá más transparencia gracias a un Plan Universal que igualará los valores entre las compañías. Será un sistema más simple y nítido, que terminará con los problemas conocidos por todos. Dentro de este año el Presidente hará el anuncio cuando a él le parezca pertinente, pero desde que asumimos el Gobierno en marzo pasado hemos estado trabajando con los equipos técnicos en el diseño de esta modificación, y ahora comienza la etapa de definiciones de cara a los distintos sectores. Hacemos una invitación al poder legislativo para avanzar rápido en este tema que se lleva discutiendo hace ocho años”.

El ministro acotó que “lo más importante ahora es discutir con seriedad cómo será la transición. El objetivo es resolver los temas que producen inconvenientes a los usuarios de las Isapres, pero también entendemos que al tener dos sistemas no podemos desfavorecer a la gente que se encuentra en Fonasa. Por eso, esta modernización también contempla avanzar en materias asociadas a Fonasa, para que ambos sistemas convivan sobre la base de lo que ya existe en Fonasa, que no se excluye a las personas ni las discrimina”.

Precisó además que “estructuralmente, el proyecto define que los usuarios de las Isapres van a tener movilidad y su Plan Universal será igual para todos, con tarifas que no generarán grandes diferencias porque existirá una compensación al interior de las Isapres. Si una institución tiene más enfermos y otra cuenta con jóvenes sanos, la segunda compensará a la primera. Así, el sistema hará que las personas tengan resguardada su protección financiera”.

La presentación formal de estos cambios será este año, según aseguró Santelices: “Lo principal es que una vez sea de pleno conocimiento por parte de los distintos sectores, exista una reflexión de que aquí estamos en presencia de una demanda de las personas. Esta nueva ley permitirá despejar todas las incertidumbres y también la judicialización de los últimos años del sistema de salud privado, por lo que será una señal clara, definitiva y estructural para que ello no siga sucediendo. Y se aborda también la discusión sobre los mecanismos más adecuados para ajustare a los incrementos de precios, que en cualquier sector están asociados a los costos propios de los servicios, los insumos y la tecnología. Por eso, tales incrementos van a estar ligados a los valores reales, porque estaremos en presencia de un Plan Único que será muy transparente y fácil de comparar entre las Isapres”.

En resumen, la modernización del sistema de Isapres -que implica un proyecto de ley que será presentado a más tardar dentro de los próximos 60 días- contempla el término de las preexistencias; la corrección de los problemas de discriminación por edad y por sexo; la movilidad de los usuarios al interior del sistema; el aumento de la transparencia; la creación de un Plan Universal; el avance en materias asociadas a Fonasa y su modernización; la existencia de una compensación de riesgo en el sistema, lo que permitirá que las diferencias de pago sean mínimas; y la eliminación de la declaración de salud.