Mujeres en Temuco mueren más que hombres por causas respiratorias debido a esmog

Es uno de los efectos determinados mediante análisis de información y cruce de datos. Investigadores expusieron sus estudios en coloquio de IPSUSS sobre contaminación y salud.

Mujeres en Temuco mueren más que hombres por causas respiratorias debido a esmog
Escrito por Julio Enrique De Villegas

16 octubre 2015

Ya dejó de ser un problema exclusivo de Santiago, y también están sufriéndolo ahora los habitantes de Talca, Concepción, Temuco, Valdivia y Coyhaique. Es la contaminación del aire, que no sólo está causando afecciones respiratorias sino que también está detrás de muchos cuadros como las jaquecas, u otros más insospechados: disminución de habilidades mentales o hasta diabetes.

Es lo que revelan dos estudios realizados en cinco ciudades del país por encargo del Ministerio del Medio Ambiente. Esto, con el fin de recoger información respaldada científicamente que sirva para los siguientes proyectos que las autoridades deben aplicar en el país, como el Plan de Descontaminación para partículas 2,5 en la Región Metropolitana.

Parte de estas investigaciones fueron presentadas en un coloquio organizado en Santiago por el instituto IPSUSS, ante representantes del mundo académico, de organizaciones no gubernamentales y de autoridades de los ministerios de Salud y del Medio Ambiente.

Imagen foto_00000005

Al respecto, el SEREMI Metropolitano de Salud, Carlos Aranda, dijo que "así como hace años el plan de descontaminación respecto a PM 10 requirió un conjunto de investigaciones, hoy día hay mayor información, mayores detalles, las ciudades han cambiado, han crecido, hay otros factores que influyen –tenemos autos catalíticos y estamos ad portas de los autos eléctricos y de gas- , las enfermedades son menores, por lo tanto esto que hemos escuchado aquí es un aporte significativo para la discusión, para que las autoridades tengan información científica pertinente para dar un plan más acotado".

Imagen foto_00000007 Uno de los expositores fue Luis Cifuentes, a cargo de un grupo multidisciplinario en la Pontificia U. Católica de Chile, que estudia contaminación y efectos en la salud hace veinte años. "Es un tema que mientras más investigamos, más preguntas surgen. Sabemos mucho más que antes, pero tenemos más preguntas también", dice el científico.

El equipo analiza información sobre presencia de diversos contaminantes atmosféricos y su efecto en la salud de los habitantes de Talca, Valdivia y Temuco, cruzando datos de tipo socioeconómico, geográfico, hospitalario y otros.

"Vemos en general este patrón de que en los niveles socioeconómicos más bajos hay mayor impacto. Tienen definitivamente tasas –que es la incidencia base de los efectos- muy diferentes para diferentes causas. Básicamente se mezclan dos países de alguna manera: las personas de grupos de ingresos altos tienen enfermedades de países desarrollados y las de ingresos más bajos tienen todavía problemas respiratorios, como neumonías, que son enfermedades de países menos desarrollados", explica el profesor Cifuentes. "Entonces es importante estudiar esta variación geográfica, pero también esta variación de acuerdo a niveles socioeconómicos, que uno los puede encontrar a través del nivel educacional o del tipo de previsión al cual están adscritos".

El otro equipo investigador que expuso en el coloquio de IPSUSS está estudiando lo que sucede en Santiago, en la zona del Concepción metropolitano y en el conglomerado urbano Temuco-Padre Las Casas. Los científicos también analizan los datos obtenidos al cruzar información sobre condiciones atmosféricas en días dados, los contaminantes presentes, fichas de pacientes que llegaron a los hospitales y otros factores. Y las conclusiones son claras.

Imagen foto_00000002 "Por ejemplo, en Temuco, las mujeres tienen una mayor mortalidad por enfermedad respiratoria", explicó Claudia Blanco, docente de la U. San Sebastián e investigadora de IPSUSS. "¿Qué significa eso? Que están más expuestas dentro de la casa a las estufas a leña que los varones que no trabajan dentro de la casa y que no están expuestos a la cocina, a la calefacción a leña, pero que sí están expuestos a otros contaminantes".

El estudio también demostró que en todas las ciudades analizadas los niños y los adultos mayores son los más vulnerables y que si bien la población en general está afectada por la contaminación, es diferente la forma como su salud se resiente. "Se ha visto en algunos grupos, por ejemplo en la Región Metropolitana, que los más afectados son de nivel socioeconómico y educacional más bajos", explica la investigadora de la USS. "Sin embargo, se ve que el grupo que llaman 'profesional' tiene más enfermedades y muertes cardiovasculares por contaminación, en cambio otros grupos tienen más defunciones por contaminación pero de tipo respiratorio".

Imagen foto_00000003 Su colega en el equipo científico es el matemático Sabit Cakmak, del Ministerio de Salud de Canadá, que investiga desde hace 10 años lo que ocurre con la contaminación en varios países, como EEUU o Chile. Su experiencia al cruzar información y descubrir correlaciones ha permitido demostrar el vínculo de los contaminantes del aire con otros problemas de salud más allá de lo respiratorio.

"En nuestros estudios actuales, incluso los que hemos hecho en Chile, hemos demostrado que las migrañas, la diabetes, las trombosis venosas, están relacionadas. En Canadá hemos encontrado vínculos con obesidad e insulinorresistencia. También con problemas neurológicos y habilidades cognitivas", dice este experto. "Hay un estudio en Canadá que ha hecho un seguimiento a personas mayores de 65 años y se ha visto cambios en estas habilidades y su exposición a contaminación del aire. Está en proceso de análisis de datos pero en base a los resultados preliminares se ve que algunas de las habilidades cognitivas están altamente asociadas con la contaminación de aire. Por ejemplo, cuando se les sometió a pruebas de recordación de palabras, algunos pudieron repetir 1 o 2 de 10 y otros pudieron repetirlas todas, según su capacidad. Pero luego asociaron estas habilidades con exposición a contaminación del aire, y se vio que algunas de habilidades están significativamente reducidas", dijo el investigador.

Continuando con el tema de la contaminación del aire y las estrategias para enfrentarlo a largo y corto plazo, este próximo lunes 19 de octubre se efectuará un nuevo coloquio, organizado por el instituto IPSUSS y el Centro Mario Molina sede Chile (fundado por el científico que ganó el Premio Nobel de Química 1995 por su aporte para entender la destrucción de la capa de ozono). Entre otros temas se expondrá un novedoso software desarrollado por la EPA, la agencia de protección ambiental de EEUU, destinado a calcular el impacto económico de las muertes y enfermedades vinculadas al esmog.
Lea más información aquí