Fiebre amarilla: Lo que hay que hacer si no alcanzas a vacunarte y cómo reconocer sus síntomas

Aunque lo más seguro es vacunarse, hay que seguir algunas recomendaciones para quienes no pudieron hacerlo. La enfermedad presenta alertas inespecíficas, por lo que es mejor prevenir.

Martes 12 de febrero de 2019

Fiebre amarilla: Lo que hay que hacer si no alcanzas a vacunarte y cómo reconocer sus síntomas
Escrito por Álvaro Mociño

La vacuna contra la fiebre amarilla se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los últimos meses, debido a la cantidad de personas que han fallecido tras haber contraído el virus; además de la sugerencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a los viajeros de vacunarse si van de visita o vacaciones a Brasil.

Sin embargo, en ocaciones muchos no alcanzan a vacunarse 10-15 días antes como se recomienda. Ante ese escenario, es mejor tomar precauciones, como los repelentes que indican las autoridades de salud, que son la barrera más efectiva en contra de la picadura del mosquito, aseguró la tecnóloga médica de la Universidad San Sebastián, Alicia Marcoleta.

“Se debe tener en cuenta que el repelente contenga el compuesto dietiltoluamida (DEET)A mayor concentración de DEET, mayor tiempo de protección, por lo cual un producto que contiene 30% de DEET proporciona en promedio 6 horas de protección contra la picadura. Los repelentes que contienen DEET pueden ser utilizados por adultos y niños mayores de 2 meses de edad”, afirmó.

¿Qué pasa si se contrae la enfermedad y qué se debe hacer?

La afección generalmente no presenta síntomas, pero cuando los hay son bastante inespecíficos: fiebre, dolores musculares (sobre todo de espalda), cefaleas, pérdida de apetito y náuseas o vómitos.

En este sentido, en la mayoría de los casos los síntomas desaparecen en tres o cuatro días, sin embargo, un pequeño porcentaje de los infectados pueden presentar una segunda fase, más tóxica.

“Vuelve la fiebre elevada y se ven afectados varios órganos, generalmente el hígado y los riñones. Son frecuentes la ictericia (color amarillento de la piel y los ojos, hecho que da nombre a la enfermedad), el color oscuro de la orina y el dolor abdominal con vómitos. Puede haber hemorragias orales, nasales, oculares o gástricas. La mitad de los pacientes que entran en la fase tóxica mueren en un plazo de 7 a 10 días“, explicó la profesional.

Finalmente la técnologa médica acotó que ante cualquier sospecha por la picadura de un mosquito o la presencia de estos síntomas “se debe acudir a un centro asistencial, para la instauración temprana de un buen tratamiento de apoyo, el cual aumenta la supervivencia. No hay tratamiento antivírico específico para la fiebre amarilla, pero el desenlace mejora con el tratamiento de la deshidratación, la insuficiencia hepática y renal y la fiebre”