Ex ministros entregan propuestas para abordar problemas del sector salud

Listas de espera, deuda hospitalaria y la falta de recursos para construcción de hospitales, son parte de los principales problemas diagnosticados por las ex autoridades.

Viernes 11 de mayo de 2018

Ex ministros entregan propuestas para abordar problemas del sector salud
Escrito por Oscar Galaz

Los ex ministros de Salud, Jorge Jiménez de la Jara, Helia Molina y Jaime Mañalich, han liderado en diferentes periodos una de las carteras ministeriales más complejas del país, dada su envergadura, complejidades y administración de recursos, pero por sobre todo porque se relaciona directamente con la atención de las personas.

IPSUSS preguntó a las tres ex autoridades cómo se pueden solucionar los tres principales problemas identificados y que se arrastran por años: listas de espera, deuda hospitalaria y renovación de infraestructura y de dónde se pueden obtener los recursos para financiarlos.

Jorge Jiménez de la Jara, titular de Salud en el gobierno de Patricio Aylwin, indicó que la manera de financiar el paquete de medidas para abordar estos problemas es a través del "fondo fiscal de impuestos generales básicamente, porque con los recursos de las cotizaciones de las personas va a ser muy difícil de implementar (las mejoras), ya que los cotizantes están dando un 7% como mínimo”.

Respecto a cómo salir de la deuda hospitalaria, el médico puntualizó que “eso tiene un problema de contabilidad y de eficiencia en el gasto. Son las dos cosas. Se sabe que lo que se está aportando al sistema público de salud es menor de lo que se gasta, y eso ha ocurrido históricamente, por lo tanto, se sabe que se va a generar un deuda y si se deja estar, se llega a los niveles que todos conocemos”.

Y para la construcción de recintos hospitalarios, De la Jara acotó que “las concesiones son buenas si son bien reguladas”.

Por su parte, el ex ministro del primer gobierno de Sebastián Piñera, Jaime Mañalich, comentó que “es claro que el Estado chileno ha puesto cada vez más recursos en salud, hemos llegado a un porcentaje de 8,2% respeto al Productor Interno Bruto (PIB), y como el país crece económicamente, hay cada vez más recursos”.

Consultado sobre cómo solucionar el tema de financiamiento, indicó que “me parece que tenemos un problema muy grave en la eficiencia del gasto. Ha habido una presión muy fuerte por aumentar los recursos pero muy poca presión para usarlos bien. Ejemplos: fraude de licencias médicas, captura de la industria farmacéutica en el tema de medicamentos o sobrecontratación de personal que no se necesita en el sector público de salud. Si uno saca una cuenta rápida, si fuéramos eficientes tenemos recursos a disposición para aumentar proporcionalmente el gasto en 0,5 o 0,6 puntos más, o sea, es como si de la noche a la mañana aumentaras un 10% el presupuesto en salud sólo por adminístralo más eficientemente”.

Mañalich añadió que en el tema del endeudamiento de los hospitales, “al final da cuenta de una falta de compromiso con el tema presupuestario, es muy grave. Esto se sabe, pero no hay la voluntad política para hacerlo. Y esto pasa por cambiar a los directores de servicio de salud, para pedirles cuentas y hacerles juicio de cuentas porque al final ellos son responsables de manejar eficientemente un recurso que es muy escaso y que viene de los impuestos de todos los chilenos”.

La ministra de Salud en el segundo mandato de Michelle Bachelet, Helia Molina, señaló que “está claro que estamos sub financiados, o sea, somos el país que menos plata gasta en salud de toda la OCDE”.

En tema de financiamiento para la construcción hospitalaria, dijo: “yo no soy ideológica con respecto a las concesiones. Creo que las concesiones de las carreteras han andado súper bien, a pesar del alto precio del TAG, pero aun así se valora. Ahora, una cosa es eso y otra las concesiones hospitalarias. Estas últimas llevan la construcción, la compra de todo y 15 años de administración y eso es lo que a mí no me gusta: los 15 años de administración”.

Detalló la ex autoridad que “en el tema de los equipos de un hospital todo eso, ningún problema, pero los 15 años de concesiones, no. Tiene costos de  operación altísimos, por otro lado, tiene todos los gastos calculados para un 60% de ocupación de camas, y sobre ese 60% hay que pagar. Ni un hospital en Chile tiene menos del 60%, las primas de eso es altísimo. Y ahí está el tema de los contratos”.

Respecto a las listas de espera, Molina indicó que “es la resultante de no haber sido adelantados, de no haber cambiado el modelo. Otra cosa es que las prestaciones están subvaloradas, por decir ejemplo, operar una apendicitis aguda de acuerdo a Fonasa cuesta $100 mil pero en realidad vale $150 mil. Entonces, cuando estamos hablando del Auge, que tiene un tiempo a cumplir, el hospital compra servicio al sistema privado y este último como  no está regulado, cobra lo que quiere. Por ello el tema un sistema único de financiamiento busca mejorar esto, donde la empresa privada preste el servicio, pero bajo una regulación de precios”.