Día Mundial de la Radiología: Tecnología y capital humano al servicio del paciente

Esta conmemoración que se realiza desde el año 2012 tiene que ver con el descubrimiento de los Rayos X por parte del Dr, Wilhelm Conrad Röetgen en 1895. Si bien se mantiene el nombre de Radiología, esta especialidad forma parte de la Imagenología que en la actualidad incluye también al ultrasonido, las resonancias magnéticas, tomografías computarizadas, ecografías y un sinfín de exámenes.

Miércoles 7 de noviembre de 2018

Día Mundial de la Radiología: Tecnología y capital humano al servicio del paciente
Escrito por Álvaro Mociño

No hay duda de que la especialización para el diagnóstico y tratamiento de distintas enfermedades va de la mano con el mayor desarrollo tecnológico y la incorporación de la inteligencia artificial para realizar exámenes a las personas. Sin embargo, eso no reemplazará el rol clave de los  tecnólogos médicos, médicos y otros profesionales de la salud en la toma de decisiones sobre los pacientes. 

Los exámenes son relevantes tanto en los servicios de urgencia, como en los servicios de hospitalización y las consultas ambulatorias. Muchas veces suceden equivocaciones, pero responden a la masividad de los informes que se requieren y la tasa de errores de diagnóstico no llega al 17 por ciento en nuestro país. 

Rodrigo Solovera, académico de la carrera de Tecnología Médica de la U. San Sebastián sostiene que “las tecnologías de la información en nuestro campo abren un gran abanico de oportunidades a explorar. Si pensamos en el Big Data, referido a la problemática que implica el manejo y gestión de grandes volúmenes de datos, en nuestro ámbito serían imágenes diagnósticas e informes radiológicos”. 

A su juicio, “el  desafío ya no sólo está en almacenar datos de salud, sino en cruzarlos para desarrollar una salud predictiva, y anticipar así riesgos de enfermedades como el cáncer en un grupo determinado, permitiendo caracterizar de mejor modo el perfil de los pacientes, por poner un caso”.   

Respecto a la inteligencia artificial, Solovera precisa que evidentemente que “aporta en la capacidad de manejo de un gran número de datos además de la capacidad predictiva para detectar lesiones cancerígenas en etapas muy tempranas, por dar un ejemplo, mediante el aprendizaje del sistema a través de la revisión de un gran volumen de imágenes con estas lesiones y la posterior evaluación en tiempo real de las imágenes obtenidas en pacientes, que se realizan el examen en forma preventiva o por síntomas”. 

En cuanto a sus aplicaciones, el docente indica que “son muchos los usos que se pueden dar en salud, más allá de los diagnósticos, ya que también se pueden optimizar procesos de atención de pacientes, que igual influyen en la calidad de vida de las personas”.   

No obstante, el académico de la USS enfatiza que la tecnología en los exámenes de salud “debe ir de la mano del desarrollo de capital humano de todas maneras, y ahí es donde aún estamos muy al debe como país”. 

Por eso indica que esto es uno de los focos como mención de Imagenología en la USS. “La idea es expandir los conocimientos de informática médica y la gestión de proyectos tecnológicos, abriendo un poco el campo más allá de lo clínico asistencial y entregando herramientas acorde a los nuevos tiempos, que le faciliten el desarrollo profesional y laboral a los estudiantes, para ser protagonistas de los cambios y no meros espectadores”. 

Sobre los pacientes, Solovera afirma que es importante que sepan y entiendan que los exámenes tienen que ser realizados por profesionales calificados como los Tecnólogos Médicos, “porque un examen mal efectuado, puede llevar a errores en un diagnóstico. Por eso, la imagenología es un apoyo fundamental para el equipo médico, permitiéndoles llegar no sólo a mejores diagnósticos sino también a tratamientos y posteriores seguimientos terapéuticos”.