¿Cómo se crea una cultura preventiva para la salud en el trabajo?

Chile tiene protocolos y guías que se hacen cargo de las enfermedades laborales. Sin embargo, se requiere avanzar más en materia de educación y promoción de una cultura preventiva, para disminuir las patologías musculo esqueléticas y las enfermedades psicosociales que tienen relación con el trabajo.

Lunes 14 de mayo de 2018

¿Cómo se crea una cultura preventiva para la salud en el trabajo?
Escrito por Álvaro Mociño

Actualmente las mutualidades y algunas empresas en Chile, han dedicado tiempo en promover la prevención de accidentes y a generar una cultura en tal sentido. Y si se examinan las investigaciones, estudios y estadísticas indican que en 50 años han disminuido en forma significativa los accidentes laborales. 

Sin embargo, en el caso de las enfermedades profesionales la situación es más compleja “porque sus causas son multifactoriales, lo que ha impedido la correcta aplicación de la ley para muchas de estas patologías. Esto es, porque la normativa plantea que tiene que existir una relación directa con el trabajo, para su aplicación”, según explica Gabriel Araya, kinesiólogo ergónomo y académico de la Escuela de Kinesiología de la Universidad San Sebastián.

El experto añade que la Ley sobre Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales que está vigente desde hace 50 años, establece que debe existir una relación directa entre la enfermedad o accidente con el trabajo, para que opere el seguro respectivo.

En ese sentido, precisa que “si se hace un catastro en Chile como en el mundo en materia de salud ocupacional, el número uno de las enfermedades son las musculo-esqueléticas, principalmente el  síndrome de dolor lumbar bajo o lumbago y en segundo lugar están las enfermedades psicosociales, como por ejemplo el estrés y la neurosis laboral”.

Araya precisa que uno de los desafíos es “generar sistemas de gestión para poder identificar factores de riesgos asociados a estas enfermedades y de esta forma evitarlas”. Esto, considerando que es difícil modificar una ley, ya que implicaría que las mutualidades existentes tuvieran que cubrir casi todas estas patologías, lo cual sería poco viable.

Por eso es que se han impulsado protocolos o guías en esta materia. El docente de la USS señala que uno de ellos “tiene que ver con los Trastornos Musculo Esqueléticos Relacionados al Trabajo de Extremidades Superiores(TMERT) y por otro lado está, el protocolo de Identificación de Riesgos Psicosociales” que abordan estos problemas y su prevención.

Sin embargo, Araya indica que una variable fundamental para reducir las enfermedades profesionales es la educación del trabajador en su contexto laboral. Se trata de promover y socializar la cultura preventiva y fortalecer los procesos colectivos como se ha hecho en nuestro país durante los últimos 15 o 20 años, a través de los comités paritarios.

El docente enfatiza que parte de “la Ley 16.744   que tiene relación con el seguro social, ha fomentado que los trabajadores conversen sobre temas de seguridad y conozcan cuáles son los problemas y procesos más críticos para lidiar contra eso en su puesto de trabajo”. A su juicio, el problema es que en Chile a diferencia de otros países, “han sido los gobiernos quienes han definido los planes y programas de salud mental y laboral, pero falta una cultura social de ir conversando estos temas”.

Además, añade que los dos pilares fundamentales para tener una mejor cultura en seguridad y salud, son fomentar las políticas públicas y la conversación constante con los trabajadores en sus puestos de trabajo.

Araya recalca que “hay muchas enfermedades músculo esqueléticas y mentales que no pasan como laborales, también por desconocimiento”. Y es por eso que lo ideal “es comenzar a socializar estos temas en espacios educativos, como el colegio, la universidad o los institutos profesionales, para ir asimilando ciertos conceptos y establecer de base una cultura preventiva”.

El académico afirma que “logrando pesquisar las enfermedades profesionales y los agentes causales de esta, es posible prevenir las enfermedades que tanto dañan a las personas y a la producción económica que tenemos como país”.