Si no le gusta el agua, puede complementar su consumo con algunos alimentos

En época de calor el consumo de agua es vital para evitar complicaciones de salud, sin embargo no a todos les gusta y para esas personas hay algunas recomendaciones.

Jueves 7 de diciembre de 2017

Si no le gusta el agua, puede complementar su consumo con algunos alimentos
Escrito por Pamela Pérez

Durante la temporada estival existe un incremento considerable de la temperatura ambiental, mientras que la del cuerpo debe mantenerse en 36,7°C, es por eso que hay un aumento de la sudoración y de la sensación de sed. Como lo explica Daniela Marabolí, nutricionista de la Universidad San Sebastián “para mantener el control interno se elimina mayor cantidad de agua y por lo mismo aumenta su requerimiento, esto es la termorregulación, la cual funciona de manera óptima cuando la ingesta de agua es adecuada”.

Sin embargo, hay quienes no gustan de este elemento vital, sienten que no tiene importancia y lo sustituyen por otro tipo de bebidas, no siempre saludables o que no cumplen la función del agua. Para esas personas, la nutricionista de la USS entrega alternativas, “como comenzar tomando aguas saborizadas sin azúcar que se encuentran en el comercio, o de forma natural, éstas pueden ser agua con pepino, jengibre, limón o menta, entre otros; e infusiones de hierbas”.

Y si aun así, beber agua no lo entusiasma, Daniela Marabolí entrega un listado de alimentos, que presentan un aporte considerable de este nutriente: 

Alimento

Contenido de agua

Recomendación Diaria

Infusiones, aguas sin azúcar

100%

6-8 vasos

Sandia

95%

 

3 porciones a elección (1 unidad regular o 1 taza)

Frutas (naranja, manzana, pera, melón, frutillas)

85-90%

Verduras de hoja (lechuga, acelga, espinaca)

90-95%

 

Libre Consumo, preferirlas crudas

Pepino

97%

Tomate

95%

2-3 porciones

Leche descremada

92%

3 vasos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“La sugerencia es preferir alimentos con alto contenido de agua en tiempos de comida y horarios adecuados consumiéndolos en cantidades moderadas, ya que si bien algunos son grandes aportadores de agua, también contienen otros nutrientes que son aportadores de calorías, como la fruta”, dice Daniela Marabolí.

Sin embargo, la nutricionista advierte que estos alimentos contribuyen a aumentar la hidratación, “pero por si solos no alcanzan a cubrir las necesidades de agua del organismo, por lo mismo no se debe dejar su consumo de lado de manera total. Es importante recalcar que al presentarse el estímulo de la sed ya comenzó el proceso de deshidratación, es por eso que se debe asegurar la ingesta óptima de este nutriente, parcializando su consumo durante todo el día”.